PRINCIPIOS BÁSICOS DEL ENTRENAMIENTO EN CICLISMO

Los ciclistas de éxito, tienen una cosa en común: principios de entrenamiento en ciclismo básicos. Algunos ciclistas, confían en la formación a distancia lenta y prolongada, y otros creen en el entrenamiento de alta intensidad. Pero todos usan algunos principios básicos que son fundamentales.

Si eres un principiante probablemente te estés preguntando: ¿Cuál es el secreto?

En este artículo, yo te guiaré por algunos de los más utilizados métodos de entrenamiento, para lograr mejores resultados.

Estructuración y Plan:

Una de las mejores maneras de mejorar rápidamente como ciclista principiante, es conseguir la estructura de tu bicicleta.

Si eres trabajador, te mereces lograr buenos resultados con el trabajo que haces. No (necesariamente) tienes que entrenar más o más difícil, para lograr mejores resultados.

Si tienes la estructura correcta, con cantidades apropiadas de entrenamiento, en los días correctos, hay una buena oportunidad de mejorar rápido y seguir haciéndolo. Y sí, pienso que el entrenamiento de intervalos debe estar en todo programa de entrenamiento– también para principiantes.

El principio de supercompensación

Cuando has realizado un entrenamiento duro, tu cuerpo tendrá que recuperar antes de que se haga más fuerte. Cuánto tiempo necesita para la recuperación depende del tipo de entrenamiento, tu condición física general y el estado nutricional.

También hay otros factores que influyen en tu tiempo de recuperación, pero para un principio es importante saber que el entrenamiento duro, requiere más tiempo que el entrenamiento más “light”.

Cuando hayas entrenado durante un tiempo, comenzarás a experimentar que las piernas pueden sentir dolores el día después de un entrenamiento de intervalo. Y que están más frescas al día siguiente de una sesión de entrenamiento ligero.

Por lo tanto, estás a punto de conseguir la idea sobre la súper compensación. Para obtener el mejor progreso, necesitarás encontrar la combinación perfecta de las sesiones de entrenamiento y recuperación.

Frecuencia, intensidad y duración

Existen principalmente tres formas de cambiar la carga de trabajo total en una semana de entrenamiento: frecuencia, intensidad y duración. Por ejemplo, si entrenar más frecuente, conlleva una mayor intensidad (más carreras, más intervalos) o simplemente andar más, obligará a tu cuerpo a adaptarse a estos desafíos.

De esta manera se puede llegar a un mayor nivel de aptitud, pero tu cuerpo no te permitirá aumentar la carga total de trabajo demasiado rápido.

Recuera que es la consistencia lo que te hace un ciclista fuerte, no sólo una dura semana de ciclismo. Pequeños ajustes, con el tiempo, te ayudarán a convertirse en un mejor ciclista.

El método más popular de mejorar tu poder de umbral es a través del entrenamiento a intervalos. Es crucial conocer tu potencia y frecuencia cardíaca en el umbral de energía, y usar estos valores para el ritmo a lo largo de intervalos de la misma intensidad. Tendrás que hacer una prueba de rendimiento o una contrarreloj como referencia.

La parte más delicada de hacer intervalos es permanecer en la intensidad adecuada durante los mismos. Ir demasiado rápido al principio, hace imposible mantener la intensidad adecuada hasta el final. Si vas demasiado despacio, no obtendrá las mejoras para las que estás entrenando.

En el próximo post hablaré de cómo interpretar los intervalos, y de las intensidades y más. Si tenéis algún comentario o pregunta, no dudéis en dejarlo por aquí! 🙂