CONSEJOS PARA PREPARAR TU PRIMER TRIATLÓN

CONSEJOS PARA PREPARAR TU PRIMER TRIATLÓN

El triatlón está ganando popularidad con el paso del tiempo. Existen modalidades similares como el duatlón que consiste en carrera, bicicleta y carrera o triatlones de invierno que incluyen el esquí, la modalidad más practicada es la que forma la natación, la bicicleta y la carrera a pie, siempre en este mismo orden. Bien es cierto que las distancias varían, siendo las más extendidas el Sprint (750 m. nadando, 20 km. en bici y 5 km. a pie), el Olímpico (1.5 km., 40 km., 10km.), el medio Ironman (1.9 km., 90 km., 21 km.) o el Ironman (3.8km., 180 km., 42 km.), una prueba solo al alcance de triatletas muy expertos y que requiere mucho tiempo de preparación.

CICLISMO. UN DEPORTE QUE ENGANCHA

Te aconsejo empezar por el Sprint. Lo primero es quitarse el miedo y pensar que un triatlón sprint no es una carga física tan alta. Antes de nada, hazte un chequeo médico. La mayor dificultad reside en que, al ser tres pruebas diferentes, siempre hay una que llevamos peor o que no hemos tocado en años, por lo que mi recomendación es que al principio te centres en entrenar esa disciplina concreta más que el resto. Al ser tres disciplinas diferentes, no cargarás tanto la musculatura y podrás comprobar que es más sueave y menos duro que entrenar únicamente una disciplina, de manera que no te sentirás tan cansado. Consigue todo el material en Amazon, Chain ReactionMyProtein o en LighInTheBox

Un entrenamiento fundamental que debes realizar es la transición de bici a carrera, que es la que más se nota en las piernas. De manera que si algún día haces media hora de bici a ritmo elevado para cargar bien las piernas y después corres quince o veinte minutos, fortalecerás los músculos para poder hacer una transición más tranquila el día de la carrera.

Recuerda que la constancia y la motivación son la base para lograr superar todo aquello que te propongas. ¡Ánimo!

EL ORIGEN DEL TOUR DE FRANCIA

EL ORIGEN DEL TOUR DE FRANCIA

La idea del Tour de Francia empezó a gestarse a finales del siglo XIX con la disputa de las primeras carreras ciclistas como la París-Brest-París, que debía completarse del tirón sin parar por las noches para cubrir hasta 1.260 kilómetros.

La respuesta positiva que recibieron este tipo de carreras hizo que empezaran a pensar en cómo seguir incrementando sus ventas. Sin embargo, no fue hasta que el encargado de la sección de ciclismo, Geo Lefevre, se le ocurrió un buen día en 1902 el crear una vuelta en bicicleta a lo largo del país. Sin embargo, su idea contaba contaba con numerosos problemas de infraestructura como la financiación, el alojamiento de los corredores o los desplazamientos de una ciudad a otra.

Aquí entro en acción Henry Desgrange que, apoyado por su socio Victor Goddet, empezaron a trabajar en la idea. Finalmente, en enero de 1903 el rotativo anunció de los corredores y el inicio del plazo de inscripciones. La aventura constaría de seis etapas con un recorrido total de 2.428 kilómetros y 20.000 francos en premios.

Tan sólo quince corredores respondieron al anuncio, esto obligó a los directores del diario L´Auto a retrasar la carrera al mes de julio mejorando los premios. Los lectores respondieron positivamente y al final la idea contaba con sesenta participantes.

Todo estaba preparado para comenzar el 1 de julio de 1903 en el Café-Hotel Reveille Matin de la localidad de Montgeron, a las afueras de París, debido a la prohibición de las autoridades de celebrar una carrera en las calles de la capital. El recorrido debía completar: París, Lyon, Marsella, Toulouse, Burdeos y Nantes.

Los corredores competían durante la noche y entre etapa y etapa tenían tres días de descanso para recuperarse de jornadas que podían ir hasta veinte horas encima de la bicicleta. De los sesenta que participaron, tan solo 21 llegaron a la meta. Así nació el Tour de Francia.

CICLISMO. UN DEPORTE QUE ENGANCHA

CICLISMO. UN DEPORTE QUE ENGANCHA

Crecimiento y evolución

Hace no mucho, el ciclismo era un deporte que, para la mayoría, sólo servía para ponerlo en bajito en la televisión mientras dormías una siesta. Los niños aprendían a montar en bicileta, pero a los 13 o 14 años dejaba de tener gracia. La cultura del ciclismo, como deporte, brillaba por su ausencia.

Sin embargo, desde hace algunos años, parece que la cosa ha cambiado. El cilismo ha crecido como deporte, su popularidad ha aumentado más cada año. Cada vez es más fácil ver a personas practicándolo. Y no sólo eso, también algo que no es tan fácil: manteniendo esa iniciativa.

Las asociaciones se han duplicado, el % de personas mayores de 40 años que practican ciclismo, como mínimo, una vez a la semana, es mucho mayor actualmente comparado con hace 10 años.

Y es que, es un deporte que engancha. Si bien es verdad que es duro, también es apasionante. Aumenta tu fuerza, no sólo física, sino también mental. Algo dentro de tí te obliga a superarte cada día, a llegar hasta el final, a luchar. Te provoca sensaciones de confianza y bienestar que, sinceramente, muy pocas cosas en esta vida pueden igualar.

Por no hablar de sus beneficios en la salud. La bicicleta proporciona numerosos beneficios, incluyendo el ejercicio físico sostenido. Además, su uso cotidiano también ofrece una reducción del consumo de combustibles fósiles, menos aire contaminado y contaminación del ruido. Éstos conducen a menos costo financiero para el usuario, así como a la sociedad en general.

Si eres principiante, bienvenido, espero que aquí encuentres la guía para seguir tu camino y superarte poco a poco. Si tu nivel es avanzado, bienvenido igualmente. Hablaré del ciclismo en todas sus vertientes, de todas sus opciones.

¿Qué disciplinas existen en el ciclismo? ¿Que tipo de material debo usar? ¿Cuál es el entranmiento básico para principiantes? ¿Cómo puedo superarme? ¿Pasos a seguir para superar rutas? Todas las respuetas, próximamente aquí 😉